Mi experiencia en: El Cruce

Me llamo Dominga Gana Rengifo, tengo 22 años. Actualmente estoy terminando 4º año de Psicología en la Universidad Católica.Corro desde 7º básico, hace aproximadamente nueve años.

¿Cuándo decidiste correr tu carrera?
Lo decidí aproximadamente un mes antes. Se nos ocurrió a mi pololo y a mí un día trotando ya que nos encanta el trail y él ya la había corrido el año pasado.

¿Cómo fue tu entrenamiento para enfrentar los 100k?
Como teníamos el tiempo en contra, con mi pololo armamos un plan de entrenamiento semana a semana, pensando en que no podíamos tomar el riesgo de hacerlo muy exigente ya que lo peor sería llegar cansados a la carrera. Por eso la primera semana fue más dedicada al acondicionamiento progresivo del cuerpo, con dos días de cerro (no más de 15km), trote en calle de mínimo 45 minutos y preparación física. La segunda semana fue la más exigente ya que aumentamos el volumen y el largo de los entrenamientos; hicimos tres días de cerro, siendo el tercero de 25km para ir viendo cómo respondía el cuerpo, y tres días de calle de entre 50 min a una hora y media de trote. La tercera semana se mantuvo parecida a la segunda y ya la cuarta bajamos la cantidad de kilómetros e hicimos sólo dos días de cerro y muy suave. Los dos días antes de la carrera salimos a trotar unos 30-20 minutos para soltar las piernas solamente.

¿Cómo organizaste tu alimentación la semana de la carrera y en los días que dura El Cruce?
La semana antes de la carrera me preocupé de mantener una alimentación equilibrada, más tirada hacia el aumento de carbohidratos para hacer la “carga”, pero nada fuera de lo normal ya que siempre me preocupo de escuchar a mi cuerpo y nunca he necesitado altas cantidades de CHO´S para sentirme con energía. Los días de El Cruce, específicamente mientras corría, me preocupaba principalmente de la hidratación. Llevaba en mi camelback 1.5L de agua y 500ml de Zuko Go; cada 10 minutos máximo los tomaba alternadamente. Llevé más jugo de reserva para ir rellenando las botellas en los ríos.
En los dos últimos días me llevé 250ml de Coca Cola normal sin gas, ya que para los últimos 15-10km era una fuente buenísima de azúcar que te mantenía con mucha energía y aguante.
En cuanto a la comida, me equipé con alimentos altos en calorías como frutos secos, snickers, barras de cereal altas en azúcar, geles y gomitas altos en aminoácidos. No dejaba pasar más de 40 minutos entre cada snack y luego de 1 hora y media corriendo comenzaba a tomar geles (eché 3 en una botellita mezclada con agua para ir tomando fácilmente mientras corría).En los descansos me preocupaba de consumir proteína, sobre todo pollo, ya que no como muchas carnes rojas. Esto junto con tallarines y fruta. Clave fue mantenerme tomando agua todo el día.

¿Cómo describirías la carrera, organización, hidratación, paisajes u otros?
El Cruce ha sido la carrera más linda que he corrido en toda mi vida. Fue una experiencia que no había tenido nunca, 3 días corriendo por lugares que de otra forma no habría conocido probablemente. Se recorren valles increíbles, llenos de ríos y bosques, además de estar siempre rodeado de más montañas. Todo hace que una logre abstraerse de todo y concentrarse solamente en lo que se está viviendo en el momento. La organización estuvo perfecta. Los campamentos estaban muy bien armados, las carpas en buen estado y la comida súper bien. Hubo puntualidad en cuanto a todos los tiempos (largadas, salidas de buses, etc.), lo cual permitía que una pudiera programarse sin imprevistos. 

¿Qué te sorprendió?
La verdad es que esta carrera superó todas mis expectativas. Nunca pensé que recorrería lugares así, lo que hizo que el tiempo corriendo se me pasara volando. Me encantó la onda de las personas en la carrera, todos riendo y queriendo conocerse entre ellos.
Me sorprendió en ese sentido lo poco competitivo del ambiente; daba la impresión de que todos venían a pasarlo bien no más y a gozar el increíble paisaje que se tenía en frente.

¿Por qué recomendarías esa carrera?
Por su excelente ambiente, ya que los competidores están con la idea de ir a pasarlo bien y disfrutar, lo que genera una instancia de compañerismo donde pueden hacerse amistades y conocer personas de muchas partes del mundo. También porque lo considero un muy bonito objetivo, que pone a prueba la mente y el cuerpo al mismo tiempo de entregarte una oportunidad única de conocer personas y lugares.

Comentarios

Te puede interesar

Mi experiencia en: Vulcano Ultra Trail

Mi nombre es Macarena Goles, tengo 32 años y corro hace un año y medio aproximadamente,…