Consejos para un buen uso del protector solar

Esto debería ser un básico del día a día, porque nos protege del sol y evita los efectos nocivos de la radiación solar todos los días del año. Conoce acá cuándo hacerlo, así como la cantidad de producto que deberías utilizar en cada aplicación.

¿Cuánto protector solar deberías usar?
A la hora de aplicar o reaplicar un fotoprotector, es importante que tengas en cuenta qué partes del cuerpo van a estar expuestas al sol, pues esas son las zonas que necesitan protección. No te olvides de áreas como las orejas, la parte superior de los pómulos o los laterales del torso.

Para la piel del rostro, la cantidad adecuada son dos líneas extendidas en dos dedos. En cuanto al cuerpo, un truco orientativo para saber cuánto producto echarse es usar el equivalente al contenido de dos cucharadas (unos 30 ml) para toda la piel que se vaya a exponer al sol.

¿Cada cuánto tiempo se debe aplicar protector solar?
Deberías utilizar protección solar cada vez que te expongas al sol. Eso no quiere decir que solo tengas que ponerte fotoprotector cuando el día esté despejado y haga calor; el sol emite rayos perjudiciales para la piel durante todo el año, así que es indispensable protegerse adecuadamente, independientemente del clima.
Respecto a cuándo y cada cuánto aplicar protector solar durante el día, asegúrate de hacerlo al menos 30 minutos antes de exponerte al sol (por ejemplo, antes de salir de casa) y debes reaplicar el protector solar

Cada dos horas
Cada 40 minutos, si nadas o sudas de forma abundante
Cada vez que te seques con una toalla

¿Cuál es el mejor tipo de fotoprotector?
Un buen protector solar debe tener unas características concretas: tiene que ser de amplio espectro —es decir, proteger de los rayos UVA y UVB—, ser resistente al agua y tener un factor de protección solar alto (SPF 30 o superior).
Pero que lleves un fotoprotector con SPF 30 o 50 no quiere decir que puedas bajar la guardia y olvidarte de reaplicarlo.
A la hora de elegir un fotoprotector, recomendamos optar por uno para el rostro y otro para el cuerpo. La piel de la cara es más fina y delicada que la del resto del cuerpo, por lo que conviene utilizar un producto específico para el rostro.
Los fotoprotectores faciales suelen tener una textura mucho más agradable y proporcionan un acabado mate.

Un recomendado:
Para las chiquillas que corremos, un buen producto que he usado es el ISDIN Fusion Water, cuya fórmula ultraligera y Es apta tanto para uso diario como para practicar deportes al aire libre o en lugares húmedos, ya que su tecnología Wet Skin permite su aplicación sobre la piel mojada y no se “derrite” cuando transpiramos.
Para el día a día uso el mismo estilo con color, así me olvido de aplicar maquillaje y además aprovecho de tener el necesario factor solar. 

Comentarios

Te puede interesar

Beneficios (extras) que nos regala correr

El deporte tiene varios beneficios físicos, pero también hay algunos que van más allá de lo…