Carrera virtual: medio maratón Queens NYC

Mi nombre es Isabel Letelier, nací en Valdivia, soy ingeniero civil de minas y trabajo en Escondida en turnos 7×7, vivo en Santiago.
Actualmente estoy en año sabático (tengo que volver a trabajar en marzo), y me vine a NY a estudiar cocina. Entreno regularmente desde el 2018, después de un trekking en Torres del Paine donde la sufrí por mi mal estado físico. Veía a las personas mayores que yo pasarme como si nada y ahí decidí que iba a empezar a correr en las mañanas antes de ir a trabajar y a andar regularmente en bicicleta durante los días de descanso de mi trabajo. 

¿Cuándo decidiste correr tu carrera?
Cuando tenía todo listo para venirme me puse a ver carreras para correr acá, pero nunca más de 10k porque eso para mí ya era desafiante (nunca corría carreras más largas de 5k). Estando acá en NYC en agosto de este año y conversando con una amiga belga súper poco deportista, me contó que ella una vez había corrido 21k, que la habían entrenado en el colegio durante 8 semanas y lo había hecho. Así que ahí me quede pensando: si yo ya corro hace rato, y si ella pudo, ¿por qué yo no? Y me inscribí en la media maratón de Queens, que era el 21 de noviembre y hasta ese momento era presencial. 

¿Por qué elegiste esta carrera específica? ¿Fue tu primera carrera virtual?
Escogí esta carrera específica porque era la única que me permitía tener una ventana de más de 8 semanas para entrenar, y porque quería que fuera acá en NYC. Igual debo reconocer que al comienzo tenía un poco de miedo, pero a poco, al ir siguiendo un plan de entrenamiento y tener paciencia y perseverancia, fui teniendo más confianza en mí misma y al final ya estaba segura de que lo iba a lograr en el tiempo que me había propuesto (menos de 2:15). Aunque ya había hecho una carrera virtual de 10k en octubre, Dime Mccarren Virtual race, que también iba a ser presencial y también se cambió a virtual. Ahí me propuse hacer menos de una hora para los 10k, que era mi mejor tiempo, y lo logre!

¿Cómo te inscribiste?
Me inscribí por Internet en la página de NYCruns.

¿Cómo entrenaste?
Leí en un montón de páginas sobre entrenamientos para los 21k, y armé mi propio plan de entrenamiento. Este consistía en correr 2 ó 3 veces de lunes a viernes en las mañana, distancias relativamente cortas (entre 6k y 8k), y el sábado hacer distancias largas, incrementando hasta llegar a 17k la semana antes de la carrera. Fui bien flexible si, por ejemplo, un fin de semana nos fuimos a Boston con mis amigos y me salté el entrenamiento de ese fin de semana. Además los sábados me permitía carretear con mesura y descansar los domingos, para que no fuera como una “tortura”, sino algo que disfrutara a 100% a pesar de todo el trabajo que es levantarse temprano a entrenar. Pero por eso me lo tomé con harto tiempo, empecé a entrenar en septiembre, así que tuve más de dos meses para entrenarme bien. También algunos días que no salía a trotar hacia una rutina de ejercicios de la app “sweat” para fortalecer la musculatura.

¿Cómo organizaste el circuito?
Hice un circuito que conocía de entrenamientos y caminatas anteriores, donde sabía que había hartos segmentos con pocos semáforos, ya que ese es un inconveniente de correr en la ciudad. Pero además quería que fuera significativo para mí, que pasara por el puente de Brooklyn y el puente de Williamsburg, que cruzara Manhattan y terminara en Dominó Park donde hago casi todos los entrenamientos cortos. Esa para mí es una de las ventajas de correr una carrera virtual, que uno puede hacerla como más “de uno”.

¿Cómo organizaste el tema de la hidratación y alimentación en la carrera?
Para la hidratación empecé a tomar mucha agua desde el día anterior, durante la noche y en la mañana. Lo malo es que acá en los parques tienen el agua cortada hace un rato, no sé si por covid o por que se viene el invierno, así que recién puede hidratarme durante la carrera al cruzar Manhattan en el Hudson River park. Yo estoy bien acostumbrada a no tomar agua durante mis entrenamientos; en esta ocasión tenía un poco de miedo por ser una distancia más larga, pero aguante bien. Respecto a la alimentación, yo siempre ceno ensaladas, pero esta vez agregué carbohidratos para fortalecer las reservas, sin que fuera demasiado pesado para poder dormir bien, que para mí es fundamental. Yo nunca desayuno antes de correr, así que esta vez no fue la excepción, pero si me llevé una barrita de cereal en el bolsillo y en la mitad de la carrera me la comí, para prevenir algún desmayo (no me ha pasado nunca, pero leí harto que no recomiendan correr en ayunas carreras de más de 15k).

¿Cuál fue la experiencia en esta carrera virtual? ¿Lo recomendarías?
De todas maneras prefiero las carreras presenciales, me gusta el ambiente que se genera, es entretenido. Sin embargo, soy súper consciente de que en estos tiempos es algo difícil, por lo que la carrera virtual es una buena alternativa y tiene sus ventajas, como escoger el día y la hora que más te acomoda, moverla de acuerdo al mejor clima, escoger tu propia ruta, etc. ¡Lo recomendaría sin duda!

Comentarios

Te puede interesar

Asics World Ekiden, mi primera carrera virtual

Las amigas que corren nos hemos adecuado a los nuevos tiempos, y en estos meses que…