¿Cómo es correr en Nuremberg, Alemania?

Soy Fer Salvatierra, aunque algunos me conocen como RunningPoet, tengo 26 años y aunque nací en Santiago de Chile me ha tocado vivir (y correr!) en EEUU, Barcelona, Paris, y actualmente en Nuremberg en Alemania (donde me encuentro trabajando en la oficina global de Adidas).

Empecé a correr en el colegio, que es súper competitivo y en octavo básico me propuse ganar una carrera tradicional que hace mi colegio todos los años… ¡y lo logré! Y desde entonces que correr me ha acompañado todos estos años. 

¿Por qué te gusta correr?
Correr puede ser todo. Es una manera de explorar tu ciudad, una manera de bajar la ansiedad, una manera de hacerte escuchar, una manera de cuidar tu cuerpo, y muchas muchas cosas más! Me encanta la diversidad que logra salir a correr, toda la gente que reúne y las historias que salen al ponerse las zapatillas

¿Cómo creas tus rutas para correr en la ciudad y cómo describirías los paisajes?
Nuremberg es bastante pequeño, creo que hay tres rutas icónicas
– Por el río Pegnitz hacia el este, acá te topas con mucha gente que trabaja en adidas! Vas corriendo por un parque plano que va junto al río y pasas por pueblitos cercanos, un poco más “urbano”.
– Por el río Pegnitz hacia el Oeste, acá llegas al Wöhrder See (una laguna preciosa y amplia) y si continuas corriendo llegas a una parte más rural: con bosques y campos de pasto enormes te sientes sumergida en la naturaleza. Por esta ruta siempre encuentro pequeñas sorpresas: un castillo de agua abandonado, un pueblito industrial perdido en el bosque, y muchos lugares donde veo gente nadando en río.
– La ruta menos conocida es hacia el sur de la ciudad, acá se encuentra el Campo Zepellin- más conocido como el lugar donde el Partido Nazi tuvo algunos Congresos Partidiarios. Es un lugar con muchísima historia, se puede ver el edificio del congreso que Hitler estaba construyendo pero que quedó incompleto (en la foto). Pero también es un lugar bello, con lagunas y muchos parques alrededor vale la pena ir corriendo para conocer más de la historia. 

¿Cuál es tu lugar favorito en la ciudad? 
Me encantan los jardines en el castillo de Nuremberg, es tan raro vivir a 5 minutos caminando de un castillo que fue inicialmente construido en 1027–1125. 

¿Tienes un espacio favorito para comer luego de correr que nos recomendarías?
En pandemia no hay mucho abierto, pero un falafel en el mercado central siempre es una buena manera de terminar una corrida!
A una cuadra de mi depto hay una heladería buenísima llamda “die Kleine Eismanufaktur” (la pequeña fábrica de helados).

¿Qué consejo nos darías a las corredoras que van a París (cuando se pueda)?
Asumiendo que poca gente visita Nuremberg, dentro de los países donde me ha tocado vivir, recomendaría más Paris! Es sumamente impactante ir corriendo y toparse con monumentos como la Torre Eiffel, el Louvre, el Grand Palais, Notre Dame y muchos muchos monumentos históricos más. Hace unos años la alcaldesa de París cerró la calle al borde del río Sena y la transformó en peatonal. Ahora es perfecta para salir a correr, con bebederos de agua potable, restaurantes, personas sentadas al borde del río, la recomiendo muchísimo. 

Esta ruta se puede llenar un poco de turistas y a veces ir corriendo esquivando a gente no es muy agradable. Una ruta menos conocida es la “Coulée verte René-Dumont” un jardín peatonal de 4.7km de largo construido en altura en una línea de tren antigua. Tiene vistas hermosas de París desde arriba y termina en uno de los parques más grande de Paris (Bois de Vincennes). 

Si escuchas música. ¿Qué canción nos recomendarías para musicalizar el running en la ciudad?
Una banda internacional que vive en Berlín, Alemania. Y una canción que es animada y poco folk para correr entre arboles y campos de pasto.

Comentarios

Te puede interesar

¿Cómo es correr en Berlín? Fernanda Tapia

Soy Fernanda Tapia, tengo 31 años, nací en Santiago de Chile y vivo en Berlín desde…